Archivos de la categoría ‘ZombiZiencia’

Caracoles Zombie

Publicado: 24 diciembre, 2010 de mortfalius en ZombiZiencia

 

Primero fueron las hormigas, después los saltamontes y ahora, los caracoles:

 

 

No, las imágenes que hay sobre estas linias no corresponden a una película de alienígenas, son totalmente reales.

El causante de esto, como siempre, un parásito que necesita del huésped para completar su ciclo vital. En este caso es un gusano denominado Leucochloridium Paradoxum que se desarrolla en el interior de pequeñas aves. ¿Para qué usa los caracoles? Para llegar a introducirse en las aves. El gusano en cuestión es ingerido por los caracoles en sus primeros momentos de vida. Una vez en el caracol, toma el control del animal y, aparte de controlarlo físicamente, hace que donde el caracol tenía sus pequeñas antenas ahora hayan unas antenas gordas, de colores llamativos y en movimiento que captan la atención de pequeñas aves, que acuden a comer sin dudarlo.

Así, el gusano se introduce en el ave, crece, se reproduce y es excretado para volver a comenzar el ciclo.

Como siempre, os dejo un video que resolverá las dudas que os queden después de leer mi descripción. Está en inglés pero se entiende perfectamente si tienes nociones muy básicas de éste. Aún no teniéndolas, las imágenes hablan por sí solas.

 

No repetiré las conclusiones de las demás entradas de “animales zombies”, simplemente añadiré que por suerte, todos los animales “zombificados” son seres bastante más simples que nosotros y por ahora en su totalidad son insectos. Esperemos que algún día buscando por la red algo para escribir en el blog no me encuentre un mamífero zombificado.

Nematomorfos

Publicado: 17 diciembre, 2010 de mortfalius en ZombiZiencia

Supongo que recordaréis el artículo con el que abrimos la sección ZombiZiencia: Hormigas zombi. Desde entonces he ido recopilando material al respecto y la verdad es que hay más animales “zombificados” de los que podamos imaginar. Todavía no he encontrado ninguno que cumpla 100% las reglas de un zombi como: Canibalismo, inmunidad, ausencia de otro estímulo que no sea la presencia humana, etc… Pero los cambios en la conducta que se producen en el mundo animal son espectaculares, y no lo digo gratuitamente.

Lo que os traigo hoy es una de las cosas más insólitas que he visto en el mundo animal. Os presento un nematomorfo:

Que, no os dice nada, ¿verdad? Parece un simple gusano. Se han descrito hasta 331 especies de nematomorfos. Son animales incapaces de sobrevivir por ellos mismos y, sobretodo en estado de larva, necesita parasitar otros organismos.

Dependiendo de la especie parasita un animal u otro, pues los nematomorfos pueden llegar a medir hasta un metro de largo. Normalmente parasitan atrópodos aunque se han dado casos en los que ha parasitado pequeños peces u otros animales.

Lo que hacen los nematomorfos es introducirse en el cuerpo del huesped cuando son pequeñas larvas e irse alimentando a través de lo que come el propio huesped. Una vez alcanza la madurez, a través de unas señales químicas todavía no descritas en profundidad obliga al huesped a suicidarse lanzándose al agua para así salir de él y reproducirse. El huesped, obviamente, muere ahogado.

Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo un video que os sacará todas las dudas que podáis tener:

Después de exponer todo esto llega el momento de exponer unas conclusiones o unas ideas que me pasan por la cabeza siempre que escribo un artículo en esta sección.

Lo que me pasa por la cabeza es que los seres humanos tenemos un parásito muy similar a este, la tenia. La única diferencia (y agradecidos tenemos que estar) es que no nos obligue a suicidarnos. Pero tanto el proceso como el animal en sí son muy muy similares.

Una vez más podríamos estar a un paso de algo catastrófico que simplemente el azar no ha querido que sea así. ¿Seguiremos esquivando lo inevitable mucho más tiempo?

Documental: La verdad sobre los zombis

Publicado: 3 diciembre, 2010 de mortfalius en ZombiZiencia

LA VERDAD SOBRE LOS ZOMBIS

 

 

 

Desde que me enteré que alguien con el renombre de National Geographic iba aemitir un documental sobre zombis me empecé a preguntar qué podrían aportar al respecto. No esperaba nada espectacular. No esperaba que me dijesen que los zombis existen y aportasen pruebas al respecto, ni que me dijesen que es algo inminente, ni siquiera que es algo probable. Simplemente esperaba encontrarme algo nuevo. Alguna teoría aunque fuese de lo más variopinta sobre los zombis.

Después me enteré de que en el documental participaba Max Brooks, reconocido escritor del género, y entonces sí que el “hype” me sobrepasó. Quizá por eso mismo estoy desilusionado con el resultado.

El documental nos explica cómo podría darse un brote zombi pero sin entrar en ningún momento en profundizar en absoluto. Simplemente explica la posibilidad de un “virus zombi” que derive de un virus actual como el de la rabia.

Las intervenciones de Max Brooks, pese a que no están mal, quedan totalmente en contraste con el hilo del documental, siendo el discurso de Brooks mucho más fantasioso o a favor de que una pandemia zombi se pueda dar que el hilo del documental que simplemente se limita a argumentar por qué una pandemia zombi es poco menos que imposible.

En esto se centra la primera parte del documental y, la verdad, deja que desear. Explica lo que ya todos sabemos y no aporta nada en absoluto.

La segunda parte del documental es si cabe más decepcionante. Nos habla, muy por encima, del zombi haitiano. Si bien es verdad que hay algún que otro ejemplo curioso, todo lo dicho no aporta nada a lo que ya se sabía desde hace más de una década respecto a estos zombis.

Todo esto mezclado durante 40 minutos es lo que encontramos en “La verdad sobre los zombis”. Lo recomiendo únicamente a un público que no sepa nada o casi nada del mundo de los podridos. Para cualquiera que siga el género aunque sea mínimamente le parecerá repetitivo y aburrido.

Aún así, si queréis ver el documental, no os privaré de ello. Aquí lo tenéis: http://www.megavideo.com/?d=E10QCKCK

LOBOTOMÍA: ¿PRIMER PASO PARA CREAR UN ZOMBI?

Publicado: 19 noviembre, 2010 de mortfalius en ZombiZiencia


Hace algunas semanas en esta misma sección os hablaba sobre como el Dr. Steven C. Schlozma opinaba que un Apocalipsis zombi era posible. Recordando el artículo, el Dr. Schlozma nos decía, a grosso modo, como se debería modificar el cerebro de un ser humano para que actuase como lo hace el clásico zombi.

Justo después de escribir ese artículo recordé algunas cosas que yo había visto y oído sobre la lobotomía y las similitudes en cuanto a comportamiento que tenía una persona lobotomizada con un zombi.

Pero antes de todo eso, quizá muchos os estaréis preguntando ¿qué es la lobotomía?

Podríamos definirla como un procedimiento quirúrgico que se basa en la destrucción de vías nerviosas que juntan el lóbulo frontal del cerebro con el resto para “curar” algunas enfermedades psicológicas.

Así era como se vendía, pero la realidad era muy diferente. Los principios de la lobotomía se remontan a la década de 1930, teniendo su mayor auge a partir de 1946 hasta finales de los años 50.

La intervención era todo menos precisa y profesional. Simplemente consistía en llegar al cerebro (normalmente atravesando la órbita) con algún instrumento punzante y una vez allí destruir parte del cerebro.

Os dejo un corto documental que aunque está en inglés, se pueden ver imágenes de la época y creo que merecen la pena:

También recomiendo la visualización de un programa de Cuarto Milenio en el que explican con bastante más acierto que yo qué es una lobotomía además de aportar una gran cantidad de datos que yo he omitido en la entrada para no hacerla excesivamente larga. Podéis ver el programa a través de: http://www.youtube.com/watch?v=RlH9q3jIiKk

¿Quién dejaría hacerse algo así? Gente que no veía otra salida. Si os fijáis en las fechas, coinciden con el final de la segunda guerra mundial y la gente quería “olvidar” lo que había vivido y éste método, en parte, lo permitía.

Después de ser lobotomizado, si sobrevivías, (más de un 6% moría) ya no tenías depresión o traumas, pero tampoco eras tú. En el mejor de los casos la persona quedaba en un estado aletargado, como ausente, sin ser consciente de la realidad que le rodea, al igual que les pasa a nuestros por ahora irreales zombis.

Si la intervención no era un éxito pero seguías vivo, podías desde perder completamente la movilidad, quedar en estado vegetal y un amplio abanico de discapacidades.

Por lo tanto, yo creo que la creación de zombis no ha quedado para nada en un plano teórico y que, aunque sea de forma inconsciente, el Dr. Freeman con sus más de 40.000 lobotomías realizadas, estuvo cerca o almenos puso la primera piedra en el proceso de creación de un zombi.

Si hace 60 años se podían inducir algunas de las propiedades de un zombi a una persona simplemente con una maza y un pica-hielo, ¿qué no se podrá hacer ahora?

¿Qué no se estará haciendo ahora mismo mientras tú lees estas líneas?

UGANDA ES AFECTADA POR EL MAL DEL ZOMBI

Publicado: 6 noviembre, 2010 de mortfalius en ZombiZiencia

Hoy, a diferencia de lo que pasará normalmente, os traigo una noticia de actualidad en ZombiZiencia. Hace pocos días Micheloncio me comentó sobre esta noticia y, pese a que tenía otro tema preparado para esta semana, decidí exponer esta porque me pareció, cuanto menos, curiosa.

Al leer el titular todos aquellos que hayan leído la Guía de Supervivencia de Max Brooks ya estarán corriendo a las últimas páginas del libro para tener referencia de éste posible brote.

Al tratarse de un país como Uganda las noticias llegan con cuentagotas y su fiabilidad es bastante dudosa. No hay duda de que si un brote zombi real se produjese tardaríamos semanas en enterarnos y ésta noticia tiene fecha de 22 de Octubre de 2010.

De todos modos, y a la espera de más información, os puedo adelantar de que según las autoridades sanitarias ugandesas dicen que la infección es producida por pequeños insectos llamados niguas que chupan la sangre de sus huéspedes y pudren el cuerpo poco a poco.

En principio estamos hablando de una veintena de muertos y más de veinte mil infectados, pero como siempre en estos casos, los bailes de cifras son grandes y nos impiden hacer una estimación exacta.

Alguno estará pensando que estamos describiendo un brote de lepra, pero nada que ver. Como dicen, una imagen vale más que mil palabras, así que juzgar vosotros mismos:

 

Seguiremos informando…

Un apocalipsis zombi podría ser posible

Publicado: 19 octubre, 2010 de mortfalius en ZombiZiencia
Etiquetas:, , , , ,

Así de contundentes fueron las palabras del Dr. Steven C. Schlozman, profesor asistente en la escuela de Medicina de Harvard tras realizar un informe en el cual detallaba cómo se debería ver afectado el cerebro de una persona para convertirse en un zombi.

Lóbulo frontal: Nos permite movernos, resolver problemas y contener nuestros impulsos. Así, un zombi al no ser capaz de abrir puertas, saltar un obstáculo, etc… No usaría el lóbulo frontal, por lo que para ‘crear’ un zombi, habría que inhibirlo en gran medida.

La amígdala cerebral y la corteza cingulada anterior: La amígdala cerebral controla los instintos básicos como la rabia o el hambre y está gobernada por la corteza cingulada anterior. Si ésta es dañada, la persona –zombi- sentirá siempre hambre y rabia.

El cerebelo y los ganglios basales: Permiten la coordinación y los movimientos fluidos. Las personas que los tengan afectados caminarán errática y espasmódicamente. Es quizá el tick más característico de los zombis Romerianos.

Neuronas espejo: Nos permiten aprender por imitación. Por ejemplo, ver como alguien coge un martillo y clava un clavo y posteriormente, tratar de reproducirlo. Por supuesto, los zombis las tendrían completamente inservibles. No funcionan como un colectivo en ningún caso.

El hipotálamo ventromedial: Si se daña, provoca hiperfagia, la sensación de siempre tener hambre.

Éstos son los aspectos comentados por el Dr Steven C. Schlizman. Me hubiese gustado una descripción más amplia de los otros lóbulos del cerebro pero él simplemente ‘creó’ un zombi, dotándolo de las cualidades que conocemos sin tener en cuenta sus otros sentidos, lo cual no es poco.

En el mismo artículo del que saqué esta información, se decía que se habían hecho, por ejemplo, estudios en los que a los cocodrilos se les dañaba la amígdala cerebral para comprobar que controlaba los instintos básicos del animal. Así pues, la pregunta que rebota en mi cabeza es: ¿Se habrá hecho ya algo en humanos? ¿Alguien habrá probado crear un zombi?

Seguiremos informando…

Hormigas Zombi

Publicado: 13 octubre, 2010 de mortfalius en ZombiZiencia
Etiquetas:, , , , , , , ,

¡Buenas!

Tengo el placer de inaugurar una nueva sección en ZombiPlanet. Una sección en la que os mostraremos como, en muchas ocasiones, la realidad supera la ficción. Quizá los zombis tal y como los conocemos aún sean una fantasía, pero os sorprenderá saber lo cerca que podríamos estar de que se dé un brote zombi. El puro azar que todo lo rige en esta naturaleza que nos rodea todavía no lo ha querido, pero, ¿hasta cuando?

Sin más os dejo con el primer artículo de ZombiZiencia que espero que os sorprenda tanto como a mí al conocer la noticia.

Abrimos sección hablando de zombis reales en el mundo animal. Concretamente del hongo llamado Ophiocordyceps unilaterales. Este hongo es capaz de zombificar una clase de hormiga denominada hormiga carpintera.

 

Hormiga Zombi

Hormiga zombificada por Ophiocordyceps unilateralis

 

¿Cómo lo hace? El hongo se reproduce por esporas que libera al ambiente. Si una de esas esporas entra en el cuerpo de una de estas hormigas carpinteras, toman su control. Después obligan a la hormiga a dirigirse hacia una planta y situarse en el dorso de una de sus hojas que sería el sitio ideal para que el hongo crezca, aunque algunas veces la hormiga muere antes de poder llegar hasta ese punto. Una vez ahí, la hormiga es obligada a aferrarse con sus mandíbulas a la hoja y permanecer así hasta su muerte.

Una vez la hormiga muere, de la espora brota un nuevo hongo que se alimentará del cuerpo de la hormiga y, cuando haya madurado, esparcirá esporas con la finalidad de repetir el proceso.

Os dejo un video en el que podéis ver parte del proceso, así como la zombificación de otros insectos por hongos:

¿Cómo es posible? ¿Cómo consigue el hongo controlar a la hormiga? Estás son dos de las preguntas a las que los investigadores de Harvard comandados por David P. Hughes intentan dar respuesta.

Y no quisiera terminar el artículo sin volver a recalcar lo que ya dije durante la presentación de la sección. Sólo los caprichos del azar han querido que, ésta vez, sea una especie de hormiga la que quede zombificada y no otro insecto u otro animal o, por qué no, el ser humano.

Supongo que a partir de ahora, cada vez que veáis una película, leáis un libro o consumáis cualquier otro contenido Z lo veréis con otros ojos.